Haz que esta Semana Santa, sea digna de recordar

cómo esperar sin desesperarseCristo no quiere ser sólo un recuerdo, Él quiere transformar su vida

“Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” (Juan 3:17)

Dios le conoce mejor que nadie, incluso mejor que usted mismo. Sabe de nuestra necesidad de Él, aunque en ocasiones seamos necios y afirmemos poder dejarlo para después. Aunque a veces creamos suficiente buscarlo ‘a nuestra manera’, Él dejó indicado en las Sagradas Escrituras cómo buscarlo para que nuestra fe no fuera vana y nos trajera excelentes resultados.

¿Cómo está su vida?

El sacrificio de Jesucristo no fue sólo para ser un mártir y que nos sorprendiera su actitud. Va más allá de los sentimientos. La Biblia dice que en ese acto existe poder. El propio Jesucristo dijo: “…yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Juan 10:10)

¿Su vida es vida?, y si lo es, ¿es abundante? Vivir es tener salud, paz, una familia bendecida, alegría, que nada le falte económicamente. Para eso vino al mundo, principalmente para limpiarnos de nuestros pecados y también para que seamos felices aquí y después de la muerte, en el más allá.

Asuma que fue por usted

El Señor Jesús, al estar en la Tierra, sanó enfermos, cambió familias, bendijo a muchos, alimentó a multitudes. Dijo que los milagros seguirían apareciendo en la vida de los que creen. Murió y resucitó para que nuestros pecados no nos impidan estar en Su presencia. Pero todo esto sólo funciona si asume que todo fue por y para usted.Nota Secundaria

No basta con conocer la historia, llorar o condolerse al ver las representaciones que abundan en estos días. Acérquese a Dios y crea. Acepte ese sacrificio de amor y el compromiso de tomarlo como su único Dios, su Señor, su Padre y su mejor Amigo. Hónrelo con actitudes y verá que los efectos del sacrificio de Jesús vendrán a usted: sus pecados serán perdonados, pero también disfrutará de maravillosas bendiciones en todos los aspectos.

Que no sea sólo una tradición

Esta Semana Santa, aproveche la oportunidad y arregle su vida ante Dios, ante usted mismo y ante sus semejantes. No piense que siempre habrá un después, ya que tal vez esta sea su última oportunidad, pues Dios planeó que usted leyera esto. El Señor anhela con todas sus fuerzas que usted sea feliz, que realice sus más lindos sueños, pero necesita que ponga de su parte para extenderle sus manos.

En el Centro de Ayuda Universal estamos viviendo una Campaña de fe con base en estas fechas tan especiales. Vea la Agenda de Semana Santa y acuda para saber más respecto al tema. Participe y, por la fe, permita que el Espíritu Santo resucite su vida, así como resucitó al Señor Jesús. Ya no viva por vivir, viva como siempre quiso.

En el Centro de Ayuda te invitamos a que participes en esta Sema Santa  y por tu Fe permite que el Espíritu Santo resucite en tu vida. Ya no viva por vivir, viva como siempre quiso.

 

Comentários

Dejenos su opinión a cerca del artículo

Next Article >
Consumado es